unas palabras para comenzar

aqui teneis fragmentos de mi pensamiento, las hijas bastardas de mi mente, quizás puedan gustaros en mayor o menor medida. Aquí os dejo el recuerdo de mi olvido, los renglones torcidos de mi vida, mis nostalgias, mis anhelos, la memoria de mi olvido pero a pesar de los sentimientos, de los momentos, del pensamiento, del recuerdo y de las numerosas palabras plasmadas, siempre habrá; un silencio que se escapa.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Ojalá...

                                                                                     
                                       


Ojalá vengas 
y me digas
que te quedas para siempre
ojalá vengas 
a abrazarme bien fuerte 
y a decirme
que ya no habrá 
más despedidas en las estaciones
ni más abrazos virtuales
ni más caricias de palabras.
Ojalá vengas 
y me digas
que ahora las despedidas
 serán en los portales
 de madrugada
que solo estaremos horas sin vernos
y no meses,
que los abrazos serán reales
que el cariño será nuestra rutina
y que
nos hablaremos con los labios
pero sin palabras.

Ojalá vengas 
y me digas 
que vienes a salvarme
 de mí mismo
y te diga al oido
 que ya no volverás
 a sentir miedo,
ni inseguridad,

decirte,
 que hoy y siempre
 serás feliz.

Ojalá vengas 
y me digas 
que te quedas para siempre

ojalá...
lo hagas pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada